Departamento Ecuménico de Investigaciones
"La justicia como la palma florecerá".

Categories

Portada del sitio > Publicaciones > [artículo] Un agónico final de la globalización: ¿Cambio civilizatorio?

Publicaciones
12 de abril de 2018

[artículo] Un agónico final de la globalización: ¿Cambio civilizatorio?

Wim Dierckxsens y Walter Formento

1- GLOBALIZACIÓN Y LOS CAMBIOS ENTRE NORTE Y SUR

a. El traslado del eje de acumulación en el mundo

Ante el pensamiento único y fundamentalista es un reto reconstruir una epistemología compleja, que reconoce la importancia de la temporalidad, las dimensiones múltiples y lo trans-disciplinario nos señala Houtart (2009). Tal visión de la realidad conduce al crecimiento de la conciencia de la pluralidad de las instancias epistemológicas sin negar el pensamiento de Marx. La globalización, conceptualmente en lo económico, es la mundialización de la ley del valor. Dicha mundialización es un proceso de marchas y contramarchas pero con un sentido de largo plazo y que tiene repercusiones en todos los planos de la vida social. El proceso encierra un control cada vez más significativo de la producción, del proceso de trabajo y del flujo de riquezas a escala mundial y, muestra a la par un nivel más concentrado del capital y centralizado de apropiación de la plusvalía/plus trabajo mundial.

El 80% del comercio mundial se explica en tanto comercio entre transnacionales (ETN´s) y el 50% como intra-trasnacional (ETN). El 48% de la riqueza social producida/ensamblada en la economía de las transnacionales tiene asiento en paraísos fiscales (Londres-Delaware-Hong Kong, etc.) por lo tanto, es invisible a los ojos del Estado-nación de país central. El 48% circula por los mal llamados “paraísos fiscales” y el 52% en los estados nacionales, o sea, el 52% es visible a las instituciones de la administración de los países.

El 97% de las ganancias y rentas anuales socialmente producidas terminan en los llamados paraísos fiscales. Estos paraísos son parte de una nueva arquitectura financiera global que se configura como un sistema extraterritorial (extra-Estado nación). Ante ello pierde sentido la caracterización de las operaciones de los paraísos como “fuga de capitales”. Hoy estamos delante una nueva forma de capital dominante y de una nueva forma de Estado (Global). Es un Estado sin fronteras ni ciudadanos que no rinden cuentas a nadie. Solo es fuga de capitales para los gobiernos de los Estados-nación ya que el Estado global opera desfinanciando a los Estados de los países centrales.

El sistema integrado transnacional de producción, constituido por 88.000 empresas transnacionales (ETN’s) y sus 600.000 asociadas o afiliadas en el mundo entero, es el núcleo estructural del capitalismo globalizado del siglo XXI. Cadenas globales de producción constituidas por las empresas transnacionales –ETN´s, donde el 42% vienen de ser norteamericanas y el 22%, europeas. La modificación fundamental del sistema en los últimos 15 años ha sido el traslado del eje de la acumulación de los países centrales a los emergentes, en primer lugar Asia/China. La República Popular se ha convertido en la primera potencia comercial del mundo, tanto en importaciones como en exportaciones, y con una relación comercio internacional/PBI que asciende ahora a 75%, es decir una economía muy abierta.

China ha modificado su posicionamiento en las cadenas globales de producción, y ha dejado de ocupar el segmento final de ensamblaje del conjunto basado en mano de obra barata. Dicho desplazamiento puede verse en la distribución del valor agregado INDUSTRIAL mundial. De acuerdo con datos del Banco Mundial en el 2000 China generaba menos del 7% de dicho valor, mientras en 2015 ya explicaba el 20%. En igual lapso EUA cae del 22% al 15%. Hoy en día China se ha puesto a la cabeza del sistema a través de nuevas industrias de alta tecnología que la colocan en el eje del proceso global de integración industrial. Casi 40% de las exportaciones chinas son ahora bienes de equipo y de capital, es decir, productos de alta tecnología. Las empresas transnacionales en China responden por más de 90% de esas ventas externas. Para ello utilizan 1.400 laboratorios de tecnología avanzada (Jorge Castro, 2014).

La migración de capital o “outsourcing” ha sido una estrategia consciente de los capitalistas globales. Una de las manifestaciones y magnitud de estos cambios está en la formación bruta de capital fijo. Mientras EUA multiplica entre 1990 y 2015 este indicador por 2, China lo hace por 24. Mientras China explicaba en 1990 el 2% del valor agregado industrial mundial, en 2015 ya explica el 20%. El ´outsourcing´ es una poderosa arma contra la organización sindical, reduciendo los salarios e intensificando la explotación de los trabajadores en los países centrales. Una de las características sorprendentes de la globalización es que una proporción muy grande y creciente de la fuerza de trabajo en muchas cadenas de valor globales se encuentra ahora en las economías en desarrollo o emergentes. El centro de gravedad de la mayor parte de la producción industrial del mundo se ha desplazado del norte al sur de la economía global.

Si bien ha conducido a una enorme expansión en el empleo de los trabajadores de los países de bajos salarios, también es cierto que ha destruido empleo al importar productos que antes se hacían localmente.

PDF - 201.2 KB

Comentarios

Comentar esta breve